La Nueva Era es lo más viejo que existe, pero en realidad es la inspiración del Maligno quien busca adoración, seduciendo al ser humano en todas sus aspiraciones, incluso las prohibidas específicamente por Dios.

Se trata de un egocentrismo y narcisismo espiritual por medio del cual el ser humano busca ser su propio ‘dios’ dejando al verdadero Dios como mero accesorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *